Skip to content

12/01/2024 News

Conduce seguro bajo la lluvia

Conducir bajo la lluvia

Conducir bajo la lluvia puede ser un desafío, ya que las carreteras mojadas y resbaladizas aumentan significativamente el riesgo de accidentes. Para garantizar la seguridad de todos en la carretera, es esencial tomar precauciones adicionales cuando te enfrentas a condiciones de lluvia.

Te compartimos precauciones importantes para que conduzcas seguro bajo la lluvia
 

  • Mantén una distancia de seguimiento adecuada: aumenta la distancia entre tu vehículo y el que va adelante. La lluvia reduce la visibilidad y la capacidad de frenado, por lo tanto, entre más espacio tengas más tiempo tendrás para reaccionar.
     
  • Reduce tu velocidad: conducir a una velocidad más lenta permite un mejor control del vehículo en superficies resbaladizas. Evita los cambios bruscos de velocidad y dirección.
     
  • Mantén las luces encendidas: enciende los faros delanteros, incluso durante el día; esto para aumentar tu visibilidad y permitir que otros conductores te vean mejor. 

 

  • Evita los charcos: no te aventures a través de charcos de agua a alta velocidad. Pueden ocultar baches u obstáculos que podrían dañar tu automóvil. 
     
  • Revisa tus neumáticos: asegúrate de que tus neumáticos estén en buen estado y tengan la presión adecuada. Los neumáticos desgastados reducen la capacidad de tracción en condiciones de lluvia.
     
  • Utiliza el limpiaparabrisas y desempañadores: asegúrate de que tus limpiaparabrisas funcionen correctamente y mantén los cristales despejados para una visibilidad óptima.
     
  • No uses el control de crucero: evita usar el control de crucero en carreteras mojadas, ya que puede ser difícil ajustar la velocidad en caso de necesidad.
     
  • Mantén ambas manos en el volante: sostén el volante con ambas manos para tener un mejor control del vehículo en caso de derrapes.
     
  • Permanece atento a los charcos profundos: evita los charcos profundos o inundaciones en la carretera, ya que pueden causar la pérdida de control de tu vehículo.
     
  • Mantén la calma: si empiezas a derrapar o pierdes el control, no entres en pánico. Gira el volante en la dirección en la que deseas ir y suelta el acelerador gradualmente.
     

Al conducir bajo la lluvia, la precaución es clave. Siguiendo estas recomendaciones podrás reducir el riesgo de accidentes y asegurarte de llegar a tu destino de manera segura. Recuerda que tu seguridad y la de otros conductores en la carretera son una prioridad, especialmente en condiciones climáticas adversas, tales como la lluvia.